América Central

Desde el 27 al 31 de julio, se desarrolló la novena edición de la «RightsCon», en esta ocasión de manera virtual por la emergencia de la COVID-19, esta iniciativa fue conocida inicialmente como la Convención de Sillicon Valley para los Derechos Humanos, evento que se realiza cada año y logra reunir a líderes empresariales, políticos, consejeros generales, tecnólogos, defensores, académicos, representantes gubernamentales y periodistas de todo el mundo para abordar los temas más urgentes en la intersección de los derechos humanos y la tecnología.

La edición 2020 de la RightsCon reunió a 7.828 participantes de 158 países de todo el mundo, de manera virtual. Entre los temas de agenda que se abordaron en esta edición se centró en: conectividad a internet y los bloqueos de internet; protestas, participación y cambio político; resistencia de la sociedad civil y resiliencia; privacidad y vigilancia; salud pública en la era digital; el futuro de la democracia; modelos alternativos para trabajo y negocios; construcción de paz y desarrollo; gobernabilidad del contenido, desinformación y odio en línea; protección de la data.

En el marco de esta relevante agenda de construcción de derechos humanos de una manera integral, NIMD Latinoamérica, participó con un panel de debate dentro de la agenda de «El futuro de la democracia». El panel que se desarrolló se denominó «reducción del espacio democrático: cómo las reformas electorales y los partidos políticos contribuyen a una democracia más inclusiva», espació desde el que se abordó los retos que se presentan cuanto a la participación ciudadana de manera igualitaria y sustantiva y las posibilidad de garantizar una mayor participación política de grupos sub representados a través de las reformas electorales e iniciativas de los partidos políticos de la región.

Para el desarrollo de este panel se contó con la participación de cuatro expertos: Ruth Eleonora López, especialista y consultora en temas electorales de El Salvador; Arístides Mejía, ex presidente del Tribunal Electoral de Honduras; Yolima Carrillo, especialista y consultora en temas de democracia, inclusión y reformas electorales en Colombia; y Fernando Ojesto, especialista en derecho electoral en México. Este espacio fue moderado por Juan Meléndez, coordinador de NIMD en El Salvador.

Durante el panel de debate, Arístides Mejía enfatizó, en referencia a la actualidad de los procesos electorales y la democracia en el caso hondureño «los procesos electorales han sido cuestionadas, desde el momento que se establece un presidente a partir de unas elecciones ilegales,hasta un fraude electoral en el año 2017. El gobierno desde ese momento ha tenido problemas de legitimidad».

Otro de los grandes temas que se abordó durante el panel de diálogo y debate fue sobre cómo se puede buscar un sistema más democrático e incluyente, en el que todas las vocees puedan ser escuchadas y puedan tomar decisiones, a lo cual

Ruth López afirmó que «en el caso de El Salvador, luego de los acuerdo de paz surgen las reformas electorales, pero estás y el desarrollo de elecciones, no garantizan un democracia solida; la democracia debe de ir más allá del desarrollo de elecciones, debe existir democracia interna en los partidos político e igualdad de posibilidad para toda persona de participar en política». Además agregó que «para promover una mayor inclusión de grupos sub representados en su participación política, se deben crear nuevas reformas electorales, que puedan generar cuotas de participación, en por ejemplo el caso de mujeres y jóvenes».

La experta Yolima Carrillo, expresó, en cuanto a la temática de la relevancia de realizar reformas electorales y dentro de los partidos políticos, aun más en países como Colombia o los Centroaméricancos con una gran diversidad cultural y étnica, entre afro descendientes e indígenas, la relevancia de garantizar igualdad de oportunidades en política a estos grupos «en Colombia bastaría con la correcta interpretación de la constitucionalidad legal para garantizar la igualdad de oportunidades de participación de grupos minoritarios»

Respecto a las cuotas de participación para grupos minoritarios y la implementación de reformas que generen una mayor inclusión en la toma de decisiones, Fernando Ojesto enfatizó que «hay que comprender que sin ciudadanos no hay democracia, es entonces que debemos hablar que todas las reformas electorales tienen que tener como base la ciudadanía para garantizar desde ese punto la inclusión».

Durante este debate y diálogo entre expertos de la región latinoamericana desde NIMD se reforzó un mensaje en torno a la promoción de los derechos políticos y ciudadanía de todas las personas, además se enfatizó sobre la necesidad inminente de fortalecer a la ciudadanía y empoderarla para que sea ella misma quienes promuevan una democracia incluyente y de esta manera fortalecerla ante ataques anti democráticos o autoritarios.