América Central

Formación a lideresas políticas y sociales para asegurar el ejercicio efectivo de la paridad en las elecciones 2017

En Honduras entre 2000 y 2004, como consecuencia de la lucha y esfuerzo colectivo de diputadas y mujeres organizadas en partidos políticos y sociedad civil, se aprobó una cuota de 30% progresiva de participación e inclusión de mujeres en las planillas para cargos de elección popular en las elecciones primarias y generales de 2004 y 2005. Esta medida favoreció un importante incremento en la elección de mujeres representantes para el cuatrienio 2006-2010, que motivó la aprobación de una cuota mayor (40%) para el ciclo electoral de 2012 y 2013, y que sería escalada a un porcentaje de 50% (paridad) a partir de 2017.

No obstante, la adopción de estas medidas ha enfrentado obstáculos, entre los que destacan la discriminación por parte de los liderazgos masculinos, la insuficiente voluntad política al interior de los partidos, mayoritariamente dominados por hombres, así como el desinterés de
participar por la carencia de recursos o incentivos apropiados. Adicionalmente, destaca la persistencia de una cultura tradicional patriarcal que relega a las mujeres a posiciones de segundo orden dentro de la política, y no les provee de formación ni herramientas para fortalecer su desempeño en la vida partidaria, en la competencia electoral y en el ejercicio de
sus cargos, en caso de resultar electas.