América Central

Ciudad de Guatemala
Por: Nadia Waleska Rivera/Oficial de Comunicación
Sin democracia no hay desarrollo, fue la frase que identificó a la mayoría de participantes del encuentro de jóvenes por la democracia.

La sociedad actual no puede, ni debe avanzar sin incluir a los/ las jóvenes en los diversos espacios de intervención y toma de decisiones del país, por lo tanto es importante contar con la participación de este sector, como ciudadanos del presente, es un derecho, por ello desde el Instituto Holandés para la Democracia Multipartidaria -NIMD- se fomenta la participación política de las/los jóvenes, comprendido como algo que va más allá de únicamente participar, es transformar a la juventud y empoderarlas/los como agentes de cambio, entendida como algo más que votar en elecciones, de participar en un partido político o de asistir a una manifestación. Nos referimos a un concepto de participación política más amplio, como, por ejemplo, crear comunidad, crear calidad de vida colectiva, gestionar lo público, sintiendo, en todo momento, que tienen voz, en definitiva, centrarnos en la participación juvenil que nos lleva a la transformación social.

Nuestra democracia requiere de cambios para mejorarla, para adaptarla a nuestros tiempos, pero esta transformación no se puede llevar a cabo sin la inclusión de los/ las jóvenes, que han de tener un papel activo en la participación política.

Comprendiendo la realidad descrita anteriormente, desde NIMD se fomenta la participación de jóvenes comprometidos con la realidad de sus comunidades para poder impulsar cambios positivos que favorezcan el desarrollo local y contribuir al fortalecimiento de la democracia inclusiva del país. Recientemente un grupo de 18 jóvenes provenientes de los departamentos de Huehuetenango, Alta Verapaz, Quiché, Sololá, Jutiapa, San Marcos y Chiquimula, participó activamente en un evento de formación sobre formas prácticas de ejercer el diálogo y la participación ciudadana. Es valioso mencionar que la juventud del presente cada vez está más consciente de la realidad social, cultural, política y económica que afecta no solo a sus comunidades de origen, sino también al país en general.

Varios de los jóvenes participantes de este encuentro manifestaron la importancia de promover las diferentes formas de construir democracia en el país; por ejemplo, para Alejandro García, joven maya Q’anjob’al de Huehuetenango, la democracia debe ser real para generar cambios sustanciales, se debe buscar el consenso pero también el disenso, respondiendo a la diversidad que existe en este país para que sea efectiva y representativa, cambiar el esquema actual de democracia aparente, donde solo participa y decide un sector minoritario de la población.

Leer más: Encuentro de jóvenes por la democracia Guatemala