América Central

Tegucigalpa, 2 de junio 2020

El 26 de mayo llegamos al cierre de la Primera Temporada de Martes de Diálogo con el NIMD, una propuesta del NIMD Honduras con el propósito de crear espacios de diálogo -en línea- donde convergen todos los sectores de la sociedad hondureña para generar un diálogo abierto y propositivo, presentar recomendaciones y propuestas que nos permitan superar la crisis provocada por la pandemia del COVID-19.

Como una reacción inmediata al cambio forzado en nuestras metodologías de trabajo a causa de la pandemia, desde el 24 de marzo, hemos promovido espacios inclusivos, sin intereses ideológicos y/o políticos, pero con un alto valor de discusión a beneficio de la problemática en Honduras.

El NIMD Honduras tiene como finalidad establecer y facilitar espacios democráticos donde el diálogo puede echar raíces y comenzar a prosperar, por eso aún en tiempo de cuarentena y del distanciamiento social, decidimos que “el diálogo debe continuar”, en cumplimiento de nuestro lema “La Democracia empieza con Diálogo.”

La crisis genera oportunidades

Aprendimos que el tiempo de crisis genera oportunidades y el COVID-19 crea el escenario propicio para revisar y replantear las políticas de Estado en materia de planificación, prevención, asistencia social, el derecho a la salud, acceso a la educación, protección de los medios de subsistencia, seguridad alimentaria y la institucionalidad.

Pero también nos enseñó la importancia de un gobierno abierto que propicie el diálogo transparente, participativo e incluyente, con todos los sectores que conforman la sociedad hondureña: empresa privada, sociedad civil, partidos de oposición, grupos subrepresentados, iglesias y organismos de cooperación, para facilitar la búsqueda de consenso y soluciones que permitan superar la crisis, pensando siempre en el bien común, pues para el NIMD, “el dialogo genera propuestas y las propuestas soluciones”.

En los Martes de Diálogo con el NIMD, fuimos testigos que los diferentes sectores pueden converger en la mesa del diálogo, respetar las opiniones contrarias, propiciar debates, pero también generar propuestas y construir soluciones para el bien del país.

El desafío de garantizar la democracia:

Históricamente Honduras ha mostrado altos niveles de desigualdad, empobrecimiento y falta de acceso a servicios públicos que garanticen la dignidad de los ciudadanos, en ese contexto, la crisis generada por el COVID-19 sólo desnudó las brechas sociales que persisten en el país y que se agudizaron con las medidas de confinamiento adoptadas para frenar la propagación del virus.

Los análisis económicos realizados hasta el momento indican que es fundamental el rediseñar el pacto social ejecutable a través del Presupuesto General de la Republica de Honduras, el cual debe ser la base de la búsqueda de soluciones a la problemática amplia con que cuenta el país, en especial en políticas públicas no solamente claras, sino que efectivas, que consideren las necesidades de los grupos vulnerables y excluidos.

Los diferentes sectores que participaron en las jornadas de diálogo recomendaron, que la transparencia y rendición de cuentas debe ser una práctica constante en todas las acciones del gobierno, principalmente en los procesos de compra y asistencia social, en tiempos de emergencia. Por lo que la participación activa y veeduría social de la ciudadanía y organizaciones de sociedad civil es fundamental en dichos procesos.

A pesar de la crisis, es propicio garantizar el cumplimiento de los procesos ya iniciados en materia política-electoral, como ser la depuración del censo, el sistema de identificación nacional y las reformas a la nueva ley electoral, que permitan continuar con el cronograma ya establecido en cumplimiento a la alternabilidad en el poder, como una práctica democrática.

Desde el NIMD Honduras y la Unión Europea, creemos que una reforma electoral sólida y confiable puede fortalecer la democracia desde una perspectiva de esfuerzo conjunto, acuerdos políticos e inclusión de actores claves, en especial, bajo la premisa que el dialogo debe ser la base de nuestros avances democráticos.

En palabras de nuestro coordinador de país «el diálogo genera propuesta y la propuesta genera soluciones»

Al cierre de la primera temporada, se renueva el compromiso institucional de continuar generando espacios de diálogo, por esta misma vía, en una segunda temporada, enfocados en la construcción de sociedades democráticas e inclusivas, que propician el diálogo y la participación de todos los sectores de la sociedad.

Realizamos 10 diálogos en línea

En el marco del COVID-19, en esta Primera Temporada, se realizaron 10 diálogos en línea con diferentes temas, entre ellos:

  1. “La Economía de Honduras después del COVID-19”
  2. “La Situación Social de Honduras en el marco del COVID-19”
  3. “Atención social pública y transparencia en el marco del COVID-19
  4. “Vulnerabilidad y violencia contra la mujer en el marco del COVID-19”
  5. “Efectos del COVID-19 en las democracias de Honduras, El Salvador, Guatemala y Colombia”
  6. “El impacto del COVID-19 en la reforma de la educación”
  7. “El COVID-19 y la labor legislativa de las diputadas en pro de la mujer”
  8. “Reforma electoral en Honduras: será posible alcanzarla”
  9. ¿Afectará la pandemia al nuevo proceso de identificación?
  10. “Presentación del estudio: opinión pública sobre la participación política electoral de grupos subrepresentados en Honduras”.

Los «Martes de Diálogo con el NIMD» fue posible gracias a las siguientes instituciones: