América Central

El 10 de diciembre de 2016 se desarrolló en la ciudad de Danlí, El Paraíso, Honduras la ceremonia de clausura de la segunda edición de la Escuela de Formación para la Democracia (EFD) en la que jóvenes representantes de organizaciones políticas y de sociedad civil de la región oriental se reunieron para analizar, dialogar y proponer acciones concretas para la construcción del cambio social.

Durante dos meses, los y las jóvenes compartieron espacios de aprendizaje teórico-práctico, bajo una filosofía de inclusión, equidad social y sensibilidad de género, que les proporcionaron nociones, herramientas básicas para conocer y analizar participativamente la realidad del país y sus territorios. Aprendieron a superar diferencias a través del diálogo generativo, a construir propuestas colectivas e incluyentes para el cambio social y con ello a superar los desafíos de comunicación que enfrentan en el mundo actual.

La EFD es una iniciativa del Instituto Holandés para la Democracia Multipartidaria orientada a contribuir al fortalecimiento de las habilidades y competencias de las personas participantes en el ejercicio y promoción de un liderazgo ciudadano, participativo, proactivo y democrático.

Propuestas colectivas para el cambio social    

Como resultado de los trabajos grupales multipartidarios, los y las jóvenes diseñaron tres iniciativas de cambio, de acuerdo a los principales problemas identificados en su territorio, enfocadas en acciones preventivas para mitigar el desempleo, la inseguridad y las diferentes formas de corrupción.

En la jornada final de la EFD, los grupos de trabajo presentaron todos sus propuestas aplicando las herramientas facilitadas durante el proceso formativo, que van desde la planificación y monitoreo, hasta la campaña y producción de recursos audiovisuales para lograr un impacto positivo en la sociedad.

El NIMD en Honduras y el Instituto Nacional Demócrata (NDI) desarrollaron el conversatorio “Avances y perspectivas de la reforma político-electoral en Honduras” con el objetivo de brindar un espacio de diálogo entre los principales actores políticos para encontrar coincidencias que conlleven a acuerdos positivos para beneficio de la democracia hondureña.

Representantes de partidos políticos, miembros de la Comisión de Asuntos Electorales, funcionarios del Registro Nacional de las Personas (RNP), especialistas de la Mesa de Apoyo contra la Corrupción e Impunidad en Honduras (MACCIH) con el acompañamiento de la Embajada de Unión Europea, Embajada de los Estados Unidos de América, Organización de Estados Americanos (OEA), el Programa de la Naciones Unidas para al Desarrollo (PNUD) y las instituciones anfitrionas, compartieron en un ambiente de respeto en el que prevaleció la escucha activa y la discusión de las diferentes posturas de cada uno de los asistentes sobre los avances logrados por el sistema político hondureño, así como los retos pendientes en el tema electoral.

Durante el evento los participantes intercambiaron impresiones con Eduardo Núñez, especialista en procesos de reforma electoral, logrando reflexionar y coincidir en varios aspectos fundamentales para impulsar la reforma política, resaltando entre ellos la importancia del involucramiento y coparticipación de la sociedad, la persistencia del diálogo entre la partes, a pesar de la diferencias que parezcan irreconciliables; la aplicación de mecanismos de equidad y transparencia, y la construcción de acuerdos mínimos con la voluntad política necesaria para evitar la confrontación entre la sociedad.

Por Ana López Moncada

En antesala a la aplicación del Principio de Paridad y Mecanismo de Alternancia en los procesos electorales, este día se firmó un acuerdo que define las bases, principios y mecanismos de coordinación para fortalecer la participación política y parlamentaria de las diputadas propietarias y suplentes de todos los partidos políticos del Congreso Nacional.

En el marco de la “Academia de Parlamentarias. Mujeres Políticas: Construyendo más democracia, más equidad”, la iniciativa es impulsada por el Instituto Nacional Demócrata (NDI), el Instituto Nacional de la Mujer (INAM); el Instituto Holandés para la Democracia Multipartidaria (NIMD); la Entidad de las Naciones Unidas para la Igualdad y Equidad de Género (ONU Mujeres), el Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD) y la Comisión de Equidad de Género del Congreso Nacional (CN).

Con este convenio, las organizaciones firmantes ratifican su compromiso de continuar promoviendo acciones para consolidar la participación política de las mujeres a través de la Academia de Parlamentarias.

A partir de las elecciones primarias y generales de 2017, se aplicará el principio de paridad y el mecanismo de alternancia en lo relativo a la participación política de mujeres y hombres en las nóminas a cargos de dirección de partidos políticos y de cargos de elección popular, a efecto de que las mismas estén integradas en un 50 % por mujeres y 50 % por hombres.

La firma fue presidida por el Coordinador de Programas en Honduras del NIMD, Miguel A. Calix, la Asesora especialista en Género ONU Mujeres en Honduras, Margarita Bueso, la Representante adjunto del PNUD en Honduras, Alissar Chaker; la Presidenta de la Comisión de Equidad de Género del CN, Yadira Bendaña, el Director Regional para América Latina y el Caribe de NDI, Jim Swigert, y la Ministra del Instituto Nacional de la Mujer (INAM), Ana Aminta Madrid.

Este esfuerzo apoyará a las diputadas propietarias y suplentes del CN a dar seguimiento a la agenda interpartidaria de género en sus cuatro ejes: participación política; presupuesto sensible al género; empoderamiento económico y violencia contra las mujeres, definidos desde el año 2014; asimismo avanzar en términos de igualdad de género e intercambios de buenas prácticas en participación política de las mujeres.

Un espacio de diálogo para las diputadas

La Academia de Parlamentarias es un espacio formativo de debate sobre cómo legislar políticas públicas con enfoque de género y lograr que el Congreso Nacional ponga atención en la posible existencia de prácticas de discriminación y brechas de género en diferentes ámbitos sociales e institucionales. También crear la conciencia de que la tarea de transversalización de género no está confinado a la Comisión de Equidad de Género, sino que forma parte del trabajo de las comisiones a cargo de debatir la asignación de recursos económicos, así como las referidas a temas de seguridad, defensa y otros.

Este proceso es el seguimiento a la formación iniciada en el 2013, con las candidatas a diputadas, en especial aquellas que aspiraban por primera vez a cargos de elección popular, con el propósito de aumentar las opciones para la elección de las mujeres.

La participación de más mujeres en política y en particular en espacios de toma de decisiones podrá posicionar una agenda acorde con las necesidades específicas de las mujeres y caminar hacia el reconocimiento de una ciudadanía plena en igualdad de condiciones y oportunidades.

De cara al proceso electoral primario y general Honduras 2017, la “Academia de Candidatas mujeres políticas” constituye un espacio de aprendizaje para mujeres políticas hondureñas decididas a ocupar cargos de elección popular y dirección de sus partidos políticos.

Durante agosto y septiembre 2016 se desarrollaron en las ciudades de La Ceiba, San Pedros Sula, Santa Rosa de Copán, Choluteca, Comayagua y Tegucigalpa la segunda edición de la “Academia de Candidatas mujeres políticas: sembrando más democracia, más equidad” en la que mujeres representantes de los partidos políticos legalmente inscritos se reunieron para fortalecer conocimientos sobre el derecho a la participación política equitativa y el uso de herramientas básicas con perspectiva inclusiva que les permitan desarrollar su estrategia de campaña con éxito.

En las jornadas se resaltaron los antedecedentes, retos y lecciones aprendidas de la participación política de las hondureñas así como el compromiso de las candidatas de incidir en el posicionamiento de la Agenda Interpartidaria de Género y los cuatro ejes temáticos que la conforman: Participación política de las mujeres, el Empoderamiento económico de las mujeres, la Violencia contra las mujeres y los Presupuestos sensibles al género, para garantizar su sostenibilidad y la importancia de las alianzas y esfuerzos conjuntos.

También prepararon las líneas de trabajo de sus campañas electorales a través un plan de medios utilizando recursos financieros modestos, aplicando las nuevas tecnologías y tendencias de la comunicación política.

El análisis de la situación social y los trabajos prácticos grupales sirvieron de punto de partida para el debate y la formulación de propuestas reales para afrontar los principales problemas de su región y del territorio.

Capacitar para gobernar

La primera edición de la Academia de Candidatas 2013, en donde se capacitaron 187 candidatas que participaron el proceso electoral, contribuyó a la formación política de nueve diputadas propietarias y cinco diputadas suplentes del actual Congreso Nacional; de igual forma Alcaldesas, Regidoras y Gobernadoras Departamentales.

Este esfuerzo es auspiciado por el Instituto Nacional de la Mujer (INAM), el Instituto Holandés para la Democracia Multipartidaria (NIMD), el Instituto Nacional Demócrata (NDI), la Entidad de la Organización de las Naciones Unidas para la Igualdad de Género y el Empoderamiento de la Mujer (ONU Mujeres) y el Programa de la Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD).

Avances en la paridad

En 2013, con la aplicación de la cuota del 40% de participación, se logró un hecho histórico en la vida democrática del país alcanzando una representación del 25,78% del total de diputaciones en el Congreso Nacional. En comparación con el resto de los países de Centroamérica, Honduras encabeza la representación de género en el Poder Legislativo.

A partir del proceso electoral del año 2017, se establece el principio de paridad (integradas en un cincuenta 50% por mujeres y 50% por hombres) con mecanismo de alternancia en lo relativo a la participación de la mujer y el hombre en las nóminas de cargos de dirección de partidos políticos y de cargos de elección popular. Se suma a esta normativa la asignación del 10% de la deuda politica de los partidos políticos para ser utilizados exclusivamente para la capacitación y promoción política de las mujeres. (Reforma a la Ley Electoral y de las Organizaciones Políticas (LEOP) Decreto N° 54-2012).

Con el objetivo de contribuir a la reducción de la brecha de participación política de las mujeres a través del fortalecimiento de capacidades que faciliten su acceso a mayores oportunidades en la política salvadoreña, y en seguimiento al Diplomado sobre Liderazgo de Mujeres en Política, el NIMD junto a la Asociación de Parlamentarias y Ex Parlamentarias Salvadoreñas (ASPARLEXSAL) se encuentra realizando una serie de seminarios de fortalecimiento de lideresas políticas de El Salvador.

Esta iniciativa es producto de la sistematización de las ediciones 7 y 9 del Diplomado realizada en el año 2015, que dentro de las recomendaciones finales resalta la importancia de mantener y fortalecer una red de mujeres capacitadas para facilitar el seguimiento continuo, lo cual puede lograrse a través de vincular a las egresadas a través de otros programas de capacitación que además sirvan como plataformas para el intercambio de experiencias, entre otras acciones.

Así, NIMD y ASPARLEXSAL coordinan el desarrollo de cinco seminarios dirigidos a las lideresas políticas graduadas del Diplomado entorno a tres temáticas concretas: 1) diálogo democrático en torno a la seguridad ambiental, 2) negociación y resolución alterna de conflictos y sobre diálogo y 3) negociación política para consensos en el marco de los Concejos Municipales Plurales. Estas jornadas se estarán desarrollando del 6 de mayo al 16 de junio de 2016 , en el Centro Cívico Cultural Legislativo (“Casa Vía Dueñas”) de la Asamblea Legislativa.

 

En el marco de la conmemoración del Día Internacional y Nacional de la Mujer, NIMD junto a la Asociación de Parlamentarias y Exparlamentarias Salvadoreñas (ASPARLEXSAL) realizaron el conversatorio y presentación de la sistematización  del Diplomado sobre liderazgo de mujeres en política.

El Diplomado sobre Liderazgo de Mujeres en Política es creado por la Asociación de Parlamentarias y Exparlamentarias Salvadoreñas (ASPARLEXSAL) en el año 2006, y acompañado por NIMD desde el año 2013, como una experiencia formativa para las mujeres que busca promover el fortalecimiento de la democracia en El Salvador e incentivar a más mujeres para que participen en política y formen parte de las listas de aspirantes para las elecciones locales y nacionales. El apoyo de la Fundación Empresarial para el Desarrollo Educativo (FEPADE) ha sido clave como facilitador del proceso.

La presentación de los resultados de la sistematización de los Diplomados, estuvo a cargo de Patricia Navarro, Coordinadora de NIMD El Salvador, destacando que hoy en día las mujeres todavía se enfrentan a numerosos obstáculos a la hora de articular y estructurar sus propios intereses.  Hay numerosos estudios que lo confirman, a pesar de los avances institucionales y legales.

Pero también se resaltó que el aprendizaje a través del empoderamiento permite a las mujeres aplicar sus nuevas capacidades para el bien común. Eso ha significado un impacto en el colectivo, no solamente a nivel micro (familia), sino también en el mismo partido y en la comunidad; y que a través de los procesos formativos se empieza a configurar una nueva identidad colectiva que crea un nuevo tipo de solidaridad concreta y compartida.

Durante la jornada, se desarrolló un conversatorio moderado por el Ingeniero Mauricio Moncada (facilitador del Diplomado) con la participación de Linda Villalta, Graduada del 7° Diplomado (Secretaria Nacional de Asuntos Femeninos, PCN); Elsy Sánchez, Graduada 9° Diplomado (Sector Femenino Nacional, ARENA); Dina Argueta, Graduada 9° Diplomado (Diputada Suplente, FMLN) y Xenia Díaz, que pretendía Coordinadora del programa de género de PNUD en El Salvador.

Durante este espacio se resaltó el papel de Asparlexsal como motor para que se realicen cambios a favor de la participación política de las mujeres, pero también se reconoció que estos y otros esfuerzos están rompiendo techos de cristal y se están modelando cambios para las futuras generaciones.

Como retos pendientes se destacó la necesidad de seguir construyendo equipos y redes de mujeres, que permita la creación de alianzas y espacios de diálogo más fraterno, seguir multiplicando capacidades en las mujeres y lograr la paridad, además de abrir espacio dentro de las estructuras de los partidos políticos.

lid002Coloquio “Liderar para transformar juntas”