América Central

Cada año, el 3 de diciembre, conmemoramos el Día Internacional de las Personas con Discapacidades de las Naciones Unidas, un día destinado a promover la participación plena e igualitaria de las personas que viven con discapacidades.

Para conmemorar este día, hablamos con Gabriela Escalante, una prometedora graduada de nuestra Escuela de Formación para la Democracia para jóvenes con discapacidad, que dirigimos en coordinación con la Fundación Red de Sobrevivientes y Personas con Discapacidad, la Fundación de Estudios para la Aplicación del Derecho y el IM Swedish Development Partner.

¿Cree que la Escuela de Formación para la Democracia para jóvenes con discapacidad es relevante? ¿Por qué?

La capacitación de las personas que viven con discapacidades es importante para la inclusión social y la participación política por tres razones:

La resiliencia. A través del crecimiento intelectual, nos dimos cuenta de que podemos participar en la sociedad, y dejamos de lado las dudas que nos frenaban.

Confianza en sí mismo. El entrenamiento mejoró significativamente nuestra percepción de nosotros mismos. Nos ayudó a reemplazar nuestros miedos por confianza.

La representación. El entrenamiento nos dio conocimientos y habilidades, pero también la confianza para escuchar, manejar un tema y dirigir nuestras ideas, sin permitir que los demás nos traten con condescendencia. Esto significa que los demás también tienen confianza en nosotros, hasta el punto de sentirse representados por nosotros.

¿El hecho de participar en la Escuela ha cambiado tu forma de enfocar las situaciones?

Creo que el cambio más notable, que incluso mi familia ha comentado, es que me siento con poder. Me siento más seguro de expresar mi opinión, pero también tengo más paciencia para escuchar y entender a los demás. Ya no me da vergüenza hablar de política, y crear y defender formas de pensar. Y tengo más confianza para superar situaciones en casa y tratar de ver los problemas desde una perspectiva diferente. Es gracioso – una vez incluso usé uno de los ejercicios de la Escuela de la Democracia para resolver un problema.

¿Cómo has usado lo que has aprendido?

El empoderamiento que siento ha llevado a resultados concretos. Un grupo de jóvenes del curso y yo decidimos crear una asociación para ayudar y apoyar a otros jóvenes que viven con discapacidades, y a sus familias. Cada uno de nosotros utiliza sus diferentes habilidades dentro de la organización – así que tenemos abogados, periodistas, psicólogos, atletas y profesores. Mi especialidad es la ortopedia/prótesis.

El curso de la Escuela de la Democracia nos dio la base sobre la que hemos construido nuestra asociación. Nos permitió abrir nuestras opciones más allá de lo que habíamos considerado en el pasado. Ahora, creo que puedo hacer cualquier cosa. Puedo construir mi carrera; puedo tener un papel en la toma de decisiones. Y, un día, puedo cuidar a las personas con discapacidades, y a la población en general, desde dentro de la Asamblea Legislativa.

De hecho, mi ambición personal es ser elegida a la Asamblea Legislativa. El curso me ha dado las herramientas para tener más influencia en la política y entrar en los espacios de decisión.

Sólo necesitábamos que alguien creyera en nosotros. Y el NIMD y sus socios lo hicieron.

La Escuela de Democracia del NIMD para jóvenes con discapacidad en El Salvador ha puesto su fe y confianza en los jóvenes de nuestro país. Para mí, lo notable es que la escuela muestra a los demás, e incluso a nosotros como participantes en la formación, que tenemos el derecho y las habilidades para participar en la política, independientemente de nuestra edad, donde vivimos o nuestra discapacidad.

Acerca de la Escuela de Democracia de NIMD para jóvenes con discapacidades en El Salvador

La escuela para jóvenes con discapacidades es sólo uno de los cursos de la Escuela de Formación para la Democracia del NIMD, donde tanto los políticos experimentados como los que aspiran a serlo se reúnen y aprenden los valores democráticos. Enseñando a los líderes actuales y futuros habilidades como hablar, escuchar y debatir con respeto mutuo, ayudamos a la próxima generación a poner en práctica sus valores políticos en línea con las necesidades de su país.

Nuestra escuela para jóvenes con discapacidades también tiene como objetivo capacitar a un grupo de personas que pueden enfrentarse a barreras a la participación política, tanto como jóvenes como personas con discapacidades. Al proporcionar un espacio en el que puedan construir una red de otros jóvenes de todo el espectro político, y la oportunidad de adquirir nuevos conocimientos y habilidades, esperamos ayudar a los participantes a romper estas barreras.

Gabriela Escalante participando durante una de las sesiones online de la EFD personas con discapacidad
  • Objetivo de la consultoría:

Desarrollar una Campaña de sensibilización a hombres integrantes de la PNC, operadores de justicia, asesores y personal de la Asamblea Legislativa y personal municipal de 18 municipios de la Región occidental y del departamento de San Salvador.

 

  • Responsabilidades:
  1. Crear estrategia de campaña, definiendo los mensajes a difundir y la mejor forma de hacerlo de manera efectiva, tomando en cuenta el público definido.
  2. Diseñar la línea gráfica, diseñar todos los materiales a usar.
  3. Presentación de la campaña a representantes de las instituciones donde se desarrollará la campaña.
  4. Recopilar datos e información que sustente el contenido de la campaña.
  5. El material gráfico será aprobado y estará sujeto a cambios solicitados por el NIMD o las entidades socias.
  • Fecha límite para presentar propuesta:

2 de diciembre 2020

Puedes leer los términos de referencia completos AQUÍ.

  • Objetivo de la consultoría:

Desarrollar una campaña comunicacional para promover la prevención, detección, atención y sanción a la VCMN, en el marco de la pandemia del COVID 19 y la vida posterior al confinamiento.

  • Responsabilidades: 

La persona o empresa encargada de la consultoría, deberán:
1. Crear estrategia de campaña, definiendo público meta, alcance estimado, medios utilizados para la difusión y mensajes.
2. Diseñar la línea gráfica, diseñar todos los materiales a usar, así como la generación del contenido.
3. Recopilar datos e información que sustente el contenido de la campaña.
4. Guardar registro del alcance de la campaña, aproximación de personas alcanzadas.

  • Fecha límite para presentar propuesta:

30 de noviembre

Puedes leer los términos de referencia AQUÍ.

Más inclusión + participación + democracia

En el contexto de la convocatoria al proceso de elecciones primarias del próximo año 2021, se realizó el lanzamiento oficial de la campaña cívica orientada a promover los valores democráticos y una cultura electoral, desde la participación ciudadana inclusiva hasta el anhelo colectivo de procesos electorales pacíficos, justos, confiables y transparentes.

El Instituto Holandés para la Democracia Multipartidaria (NIMD), trabaja en contribuir a generar cambios y profundizar en la cultura político-democrática, por medio de la promoción y acompañamiento técnico en el diálogo inter partidario, el desarrollo de capacidades de los partidos políticos y sus miembros, apoyo al fortalecimiento de la institucionalidad, la inclusión de grupos subrepresentados en la política, la facilitación de espacios de diálogo, la formación en valores democráticos y la promoción de liderazgo de jóvenes para generar cambios en la forma de hacer política.

Es precisamente el trabajo de profundización hacia una cultura política democrática en Honduras, la que nos conduce a desarrollar una campaña cívica de promoción de los valores democráticos, entre ellos: participación, inclusión, igualdad, pluralidad, transparencia, legalidad, respeto, tolerancia.

Hacia una cultura democrática

El NIMD Honduras y el Tribunal de Justicia Electoral (TJE) comprometidos con el fortalecimiento de la democracia a través de la campaña cívica sobre valores democráticos promueven la igualdad, la paridad, alternancia, transparencia, espacios de participación, procesos electorales justos y confiables, una cultura al voto y la inclusión de los grupos subrepresentados en la política: las mujeres, las y los jóvenes, los grupos étnicos, la población afrohondureña, la comunidad LGTBI y las personas con discapacidad.

El TJE es la máxima autoridad en la administración de justicia electoral que garantiza la observancia irrestricta de los derechos político-electorales de los ciudadanos, expresados por la voluntad soberana, con transparencia y rendición de cuentas. Por ello se suma a la campaña del NIMD.

Para el NIMD la promoción de los valores democráticos es una campaña permanente en la misión de contribuir al fortalecimiento y desarrollo de la democracia, y a través de esta campaña de comunicación promovemos más espacios de participación, el respeto a los derechos políticos y la inclusión de los grupos subrepresentados en la política hondureña, además de las elecciones pacíficas, justas, transparentes y confiables.

Desde el mes de junio, el NIMD Honduras, está desarrollando la Jornada de Formación Política y Valores Democráticos para directivos, simpatizantes de partidos políticos y jóvenes activos en las diferentes plataformas de sociedad civil, con el propósito de contribuir a lograr una verdadera transformación política hacia democracias más inclusivas y transparentes.

Son cuatro jornadas de formación y vinculación partidaria que estamos desarrollando de forma simultánea con siete partidos políticos, en siete regiones del país, en la modalidad virtual, debido al confinamiento por el COVID-19.

Estas cuatro jornadas son:

  • Encuentro de Jóvenes para el Análisis de la Realidad Nacional
  • Jornada de Formación a Directivos de los Partidos Políticos
  • Jornada de Formación para Liderazgos Partidarios
  • Y la Escuela de Formación para la Democracia (EFD).

Hasta el mes de septiembre, se realizó 50 jornadas en las cuales se capacitó a 984 personas, entre ellos directivos nacionales y departamentales, alcaldes y alcaldesas, vicealcaldes, regidores (as), candidatos a diputados, exdiputadas, coordinadores de campaña, mujeres, jóvenes y representantes de los grupos subrepresentados en la política hondureña.

Este proceso de formación política se realiza en el marco del Proyecto PROdemos (Partidos Políticos Hondureños más Inclusivos, Transparentes y Democráticos) con el auspicio de la Unión Europea en Honduras, a través del cual aspiramos a que los partidos políticos gocen de un espacio para organizar, capacitar y promover buenas prácticas democráticas y de rendición de cuentas en sus niveles directivos, administrativos y de gestión operativa, con la finalidad de desarrollar su institucionalidad y aumentar la confianza de la ciudanía en su desempeño.

Los beneficiados en este proceso son los partidos políticos con representación en el Congreso Nacional: Partido Nacional de Honduras (PNH), Partido Libertad y Refundación (LIBRE), Partido Liberal de Honduras (PLH), Partido Alianza Patriótica Hondureña (APH), Partido Innovación y Unidad Social Demócrata (PINU-SD), Partido Unificación Democrática (UD) y el Partido Demócrata Cristiano de Honduras (PDCH).

El NIMD desarrolla capacidades institucionales de los partidos políticos para que sean más democráticos, transparentes y representativos a través del establecimiento de reglas y políticas claras, asistencia técnica, espacios de diálogo interpartidario y formación, convencidos de que el camino hacia el desarrollo sostenible comienza con la confianza en la política y en las instituciones políticas. Nuestro trabajo multipartidario e imparcial, nos convierte en un aliado estratégico para todos los partidos políticos en el marco del fortalecimiento de la democracia.

El año 2020 será recordado como el año que puso en entredicho al sistema económico, político, al ordenamiento institucional e incluso, al modo de vida contemporáneo de la humanidad. Pese a las crisis políticas focalizadas en algunos países desde hace algunos años, fue la pandemia mundial de COVID 19 la que, en pocos meses, revelo con crudeza las grandes carencias institucionales y las profundas desigualdades económicas y sociales que aquejan grandes segmentos de la humanidad. Mas allá de los grandes focos de interés y análisis en los últimos meses, como lo ha sido la insuficiencia de las estructuras de salud y las precariedades de los servicios públicos existirían otros temas de igual relevancia e interés que ameritan particulares reflexiones. A razón de esto conviene hablar de los grandes riesgos y amenazas que aquejan a la democracia en el marco de la actual crisis global y, las posibilidades de atención y reacción sobre esto.

En términos generales y teniendo en cuenta el gran escenario global deben señalarse procesos como la crisis climática en curso, el agotamiento del capitalismo como sistema económico sostenible y, el debilitamiento de la Democracia como valor universal, como sistema político y como estilo de convivencia. De esta crisis social y política se deriva una interpelación ciudadana al sistema mismo, a los gobiernos, las instituciones y a los actores políticos a quienes se habría delegado la representación. Señalamientos de corrupción, violencia de Estado, abuso de autoridad, racismo estructural, denuncia de explotación de recursos ambientales, violencia patriarcal, violación de derechos humanos y demanda de su garantía, han sido parte de los temas de la agenda política de la calle y desde la movilización ciudadana, en distintas partes del mundo. Seria este el escenario político y social recurrente de los últimos años.

En el marco de la crisis de COVID 19 y con sus determinantes históricos, culturales y contextuales, se ha observado como en distintas partes del mundo y de diversas maneras se ha configurado un escenario de ataque y debilitamiento a la Democracia. Por ejemplo, justificándose en la coyuntura y la necesidad de contención de la epidemia, se han observado acciones de control social y de vigilancia de opositores políticos mediante la intervención de comunicaciones o a través del uso de aplicaciones tecnológicas; el silenciamiento, la censura y la persecución de medios independientes; así como la amplia difusión de bulos y noticias falsas.

En el caso latinoamericano, con su particular historia política y la poca ‘autonomía enraizada” (Evans, 1996) de sus Estados, sumado a las orientaciones autoritarias y populistas de algunos gobiernos, más la recurrente cultura y practica corrupta, el escenario constituido en el marco de la pandemia se ha caracterizado por el negacionismo de los hechos y las circunstancias de emergencia sanitaria, la proclamación de discursos mesiánicos y la actuación a favor de élites y de sectores empresariales que abogaban por una pronta y apresurada reactivación de las actividades económicas.

Puede adquirir este documento en el siguiente enlace:

ESTADO, DEMOCRACIA INCLUSIVA y PERSPECTIVAS POST COVID-19.