América Central

NIMD en Honduras

El Instituto Holandés para la Democracia Multipartidista (NIMD, por sus siglas en inglés) es una organización de asistencia a la democracia, fundada en 2000 por siete partidos políticos en los Países Bajos. Actualmente apoya el desarrollo de la democracia en más de veinte países de África, América Latina, Asia y Europa del Este, colaborando con más de 200 partidos políticos y otros socios locales, en la construcción de sistemas políticos inclusivos y transparentes.

Nuestro programa en Honduras inició en 2012, con un enfoque caracterizado por el diálogo interpartidista: reunimos a los partidos políticos y otros sectores, alentándoles a cooperar en cuestiones políticas y distintos asuntos de interés común. En NIMD consideramos que esto es crucial para establecer el entorno adecuado para el desarrollo democrático de un país. Además, ayudamos a fortalecer la capacidad programática y organizativa de los partidos políticos, para aumentar su receptividad a las demandas ciudadanas y centrarse en la construcción de políticas públicas, prestando especial atención al empoderamiento de los miembros de grupos tradicionalmente subrepresentados (mujeres, jóvenes, población originaria y afrodescendiente, otros).

Para fomentar la cultura democrática, el NIMD convoca actividades variadas para el intercambio de conocimientos entre actores políticos y sociales, mediante la organización de foros, seminarios y talleres nacionales, así como intercambios internacionales y eventos de redes. También facilita programas de educación política en valores democráticos, conocimientos y habilidades para nuevos liderazgos políticos y sociales, para que sean capaces de incidir de manera proactiva, creativa, responsable y estratégica, tanto de forma individual como colectiva, en sus comunidades y organizaciones, en los ámbitos local, regional y nacional.

Nuestros principios

La identidad multipartidista del NIMD nos da la legitimidad y la oportunidad única de trabajar de manera imparcial con todos los partidos políticos de un país y fomentar el diálogo entre ellos. Nuestro trabajo se guía por cinco principios que reflejan nuestra propia identidad multipartidista y el papel que desempeñamos como organización experimentada de asistencia a la democracia:

  • Imparcialidad: nuestro enfoque es no partidista. No estamos vinculados ni afiliados con una denominación política específica y trabajamos equitativamente con todos los partidos del espectro político, representados en el parlamento.
  • Inclusión: proveemos y facilitamos plataformas para la discusión entre partidos en el poder y en la oposición. Partidos y demás sectores toman parte, con voz equitativa, en diálogos de asuntos de interés nacional.
  • Diversidad: promovemos participación y representación equitativa de grupos subrepresentados. Empoderamos a representantes de estos grupos para que tomen parte en los procesos de formulación e implementación de políticas públicas.
  • Apropiación local: trabajamos con nuestras contrapartes bajo una lógica de igualdad, en la que ellas establecen la agenda. Nuestras acciones se establecen y ejecutan reflejando las demandas locales, con respeto a la unicidad del entorno político.
  • Compromiso a largo plazo: creemos que la transformación política, la construcción de confianza y el fortalecimiento de los partidos políticos y otros actores toma tiempo. Por lo tanto, invertimos en relaciones duraderas con los partidos políticos y otras contrapartes locales.

Proyectos

Strategic Partnership 

El NIMD Honduras ejecuta en el país recursos del Programa Strategic Partnership (Consorcio Estratégico), suscrito por el NIMD con el Ministerio de Asuntos Exteriores (MFA) del Reino de los Países Bajo, para el período 2016-2020. Este programa es parte de una alianza entre el NIMD, AWEPA (The Association of European Parliamentarians with Africa) y el MFA, que se implementa en catorce países de Africa, Asia, el Cáucaso y los países del triángulo norte de Centroamérica (Honduras, El Salvador y Guatemala) que tiene como objetivo contribuir a un ambiente propicio en el que los actores políticos y sociales desarrollen y utilicen su capacidad para influir eficazmente en los procesos políticos y de construcción de políticas públicas para abogar por un cambio social inclusivo y equitativo.
Para lograr esto, el programa aspira a crear cambios en tres niveles: sistema, actores y cultura, con los siguientes objetivos generales, inspirados en la Teoría del Cambio (ToC), que ha desarrollado NIMD en sus propios programas:

  1. Mejorar el entorno y hacerlo propicio para influir eficazmente en el desarrollo inclusivo y equitativo en los países en que opera (cambio a nivel de sistema).
  2. Fortalecer las capacidades y capacidad de respuesta de partidos políticos, parlamentos y actores de la sociedad civil como impulsores de un cambio social inclusivo, mediante la creación de confianza, la formulación de agendas sensibles al género y el diálogo inclusivo (cambio a nivel de actores).
  3. Impulsar una cultura de consulta y acuerdos entre los actores políticos y entre estos con los actores sociales, que facilita los cambios en los niveles sistema y actores, reforzando su mutua legitimidad (cambio a nivel de cultura).

Bajo la lógica de la Teoría del Cambio (ToC) para que se cree un ambiente propicio para la influencia efectiva de la política, es importante trabajar en tres (3) elementos básicos de la sociedad política: la legislación, reglamentos y otras regulaciones que gobiernan los procesos de formulación de políticas, deben favorecer la incidencia y abogacía de las organizaciones de sociedad civil, partidos políticos, parlamentarios y otros sectores interesados. Al mismo tiempo, los partidos políticos y parlamentarios deben tener la capacidad de analizar y formular políticas, además de responder a sus representados y diversos grupos de interés. Finalmente, pero no menos importante, debe existir una cultura de acuerdos entre los actores políticos y sociales.

NIVEL SISTEMA

En este nivel acompañamos y facilitamos diálogos para impulsar reformas electorales que fortalezcan aún más la representación en las instituciones del sistema democrático hondureño; apoyamos y asistimos procesos de formulación e implementación de políticas para reducir las barreras a la participación política de grupos insuficientemente representados -como la agenda interpartidaria de género de la Comisión de Equidad de Género del Congreso Nacional. Impulsamos mejores canales de coordinación entre actores políticos y de la sociedad civil, supra nacional, nacional y localmente, ofreciendo oportunidades para una mejor incidencia y abogacía, mediante la promoción de apoyo técnico al proceso legislativo y la organización de espacios de encuentro e intercambio de información.

NIVEL ACTORES

A nivel de actores, apoyamos el desarrollo de capacidades de los actores políticos para lograr consensos sobre temas de interés nacional. El NIMD promueve condiciones para que más partidos y actores políticos desarrollen propuestas sobre reforma electoral y fiscal, protección ambiental y manejo del agua, que tomen en cuenta los intereses ciudadanos. Por ello se contribuye al fortalecimiento de capacidades de los partidos políticos para que su accionar sea más programático y estratégico, además de dotar de herramientas y conocimientos a mujeres que aspiran a ocupar cargos de representación política en el poder legislativo (academia de candidatas, en conjunto con organizaciones y organismos, que trabajan por la equidad de la participación política de las mujeres).

NIVEL CULTURA

La interiorización de valores y prácticas democráticas por parte de los actores políticos y sociales, además de una mayor conciencia de la importancia de la coordinación de sus acciones forma parte de nuestro trabajo en el nivel cultura. Llevamos a cabo estos procesos mediante la facilitación de reuniones temáticas, debates y encuentros formales e informales entre actores políticos y sociales -como legisladores, miembros de diversas organizaciones de sociedad civil y otras partes interesadas- además de brindar una iniciativa formativa para jóvenes liderazgos políticos y sociales en la “Escuela de Formación para la Democracia” (EFD), que cuenta con la participación activa de miembros de todas las fuerzas políticas del país con representación parlamentaria y de diversas redes de organizaciones de sociedad civil.

Escuela de Formación para la Democracia

La “Escuela de Formación para la Democracia” (EFD) es parte de las actividades del programa del NIMD en Honduras para generar cambios en el nivel de cultura democrática. La EFD es una iniciativa de formación de liderazgo ciudadano que ofrece una oportunidad de fortalecimiento de capacidades y habilidades para el nuevo liderazgo político y social que participa en partidos políticos y variadas organizaciones de sociedad civil. En la EFD se da énfasis particular a la participación e inclusión diversa de jóvenes hombres y mujeres, miembros de pueblos indígenas y afrodescendientes y a otros grupos tradicionalmente subrepresentados, bajo una visión multipartidaria y multisectorial que permite a los y las participantes aumentar sus conocimientos y consolidar la práctica de valores democráticos (como el respeto a la legalidad y a los derechos humanos, la tolerancia, la transparencia, el diálogo para la construcción de acuerdos, la participación y la inclusión, enfoque de género, etc), así como potenciar sus capacidades de formulación de propuestas creativas e innovadoras, para incidir en el cambio de la realidad nacional (pensamiento estratégico, incidencia y acción política, vocería y comunicación, formulación y monitoreo de políticas públicas, entre otras) de su país y territorios.

Al iniciar sus labores en Honduras en 2012, el NIMD se propuso favorecer el cumplimiento de algunas de las recomendaciones incluidas en el Informe elaborado por la Comisión de la Verdad y la Reconciliación en 2011, en el que se destacaba la necesidad de “impulsar un liderazgo proactivo y estratégico, con una visión sistémica, flexible, que sepa dotarse del instrumental institucional, normativo y tecnológico, capaz de generar capacidades y sistemas de gestión incluyentes y participativos, con potencial para asumir sus propias actualizaciones…” (Hallazgos y Recomendaciones, 44). Con ese propósito, una vez consolidada la presencia del NIMD en el país y previo diagnostico-diseño, se llevaron a cabo entre 2015 y 2016 un par de experiencias pilotos de la EFD en las ciudades de Comayagua (región central, octubre 2016 a enero 2016) y Danlí (región oriental, septiembre 2016 a diciembre 2016), cada una de seis (6) módulos formativos, en las que han participado satisfactoriamente un total de 30 jóvenes líderes hombres y mujeres, miembros de partidos políticos y redes de sociedad civil de las regiones mencionadas.